¡Colapsa Tijuana! infectados atendidos en la calle y morgues llenas

Los hospitales y clínicas de Tijuana están colapsando ante el incremento de personas infectadas de Covid-19, esto ha provocado que las personas sean atendidas en la calle.

La Cruz Roja Mexicana está en la primera línea de la pandemia en Tijuana, sus 13 ambulancias se encargan de la mayoría de las llamadas de emergencia para la ciudad de 1.8 millones de personas. Últimamente atienden  hasta 40 llamadas de coronavirus al día. 

Hospitales de Tijuana están colapsando y esto ha provocado que las personas con Covid-19 sean atendidas en la calle.

El paramédico Sergio García se dirigió con su vehículo de emergencia a un camino de terracería el poblado Ejido Matamoros y se detuvo frente a una pequeña casa de madera.

En el asiento del pasajero iba el doctor Alan Muro, médico de urgencias de uno de los principales hospitales públicos de la ciudad y paramédico. Los hombres estaban allí para evaluar a un paciente y determinar si debían llamar a una ambulancia.

La familia lo dirigió a una pequeña habitación al final de un pasillo, donde Eduardo Molina, de 41 años, estaba en la cama con un cubrebocas. El chofer de autobús escolar había estado enfermo durante días y sus síntomas – una tos y problemas para respirar – estaban empeorando.

Hospitales de Tijuana están colapsando y esto ha provocado que las personas con Covid-19 sean atendidas en la calle.

Muro concluyó que Molina había sido infectado con el coronavirus y le dijo a la familia que no había otra opción que llevarlo a un hospital. García entró y lo conectó a un tanque de oxígeno.

Mientras todos esperaban una ambulancia, la esposa de Molina, Mary Londe Hernández, se arrodilló y entre lágrimas leyó en voz alta una pequeña Biblia.

Hospitales de Tijuana están colapsando y esto ha provocado que las personas con Covid-19 sean atendidas en la calle.

Cuando la ambulancia llegó, dos paramédicos en trajes protectores blancos entraron por Molina. Tosiendo y respirando brevemente, se esforzó mientras se dirigía a la camilla.

“No me dejes ir solo, no me dejes ir solo”, dijo.

Afuera, Muro y García se quitaron los guantes y se desinfectaron las manos y las botas antes de volver a subir a su auto. Había más llamadas que atender.

Este es uno de los casos, a los que los paramédicos se enfrentan diariamente.

Hospitales de Tijuana están colapsando y esto ha provocado que las personas con Covid-19 sean atendidas en la calle.

Además la morgue se quedó sin espacio en el refrigerador para cuerpos; hasta el martes, la ciudad fronteriza mexicana había confirmado 392 muertes.

Con información de San Diego Union Tribune

JRA

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas