CNDH desaparece oficina para el caso Ayotzinapa

Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), ordenó desaparecer la Oficina Especial que da seguimiento al caso Ayotzinapa, la cual fue creada en 2014 para dar atención «prioritaria» al caso de los 43 estudiantes desaparecidos.

Piedra Ibarra delegó las responsabilidades de dicha oficina a la Dirección General de la Primera Visitaduría.

En julio de 2019, la Comisión, entonces dirigida por Luis Raúl González Pérez, reportó seis denuncias penales y 12 administrativas contra funcionarios federales y estatales que, presuntamente, incurrieron en omisiones y delitos como tortura, al investigar la desaparición de normalistas de Ayotzinapa en 2014.

Las denuncias penales involucran a 235 personas del servicio público, y las administrativas a 140 funcionarios, y derivan de las violaciones graves a derechos señaladas en la recomendación 15VG/2018, realizada por el mismo organismo.

En dicha recomendación se formularon un total de 128 puntos recomendatorios, 120 de ellos dirigidos a 17 autoridades del orden federal, estatal y municipal, y los otros 8 para realizar otras acciones derivadas de los primeros puntos recomendatorios.

Además se plantearon a las autoridades 224 Acciones y Propuestas de Investigación.

Hasta hace unos meses, la CNDH aceptó que ninguna de las recomendaciones podía considerarse como «totalmente atendida: 66 se encuentran en vías de atención y 62 tienen un estatus de no atendidas».

Mientras que de las 224 acciones y propuestas de investigación que se plantearon, 2 se encontraban totalmente atendidas, 18 en vías de atención y 204 como no atendidas.

En este contexto, cuando Piedra Ibarra asumió la presidencia de la CNDH anunció que la recomendación 15VG/2018 sería analizada junto con los familiares de los 43 normalistas desaparecidos con la finalidad de valorar el alcance de la Oficina Especial y encontrar la forma de avanzar hacia una conclusión de las investigaciones.

Así fue que la titular de la CNDH decidió ordenar la desaparición de la Oficina Especial para el ‘Caso Iguala’ e instruyó a la Coordinación General de Seguimiento de Recomendaciones y de Asuntos Jurídicos completar el seguimiento de la recomendación.

En tanto que, José Martínez Cruz, director general de la Primera Visitaduría, será el responsable de acompañar a los padres y familias de los normalistas desaparecidos en esta nueva etapa de investigación.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas