Alfonso Romo asegura que EU no quiere que México acepte inversiones chinas

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Ciudad de México.- El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, pidió a empresarios y funcionarios del gobierno de México que no tengan inversiones chinas dentro del país, especialmente en proyecto estratégicos, según informó Alfonso Romo, jefe de la oficina de la Presidencia de la República.

Romo destacó durante la 71 Asamblea de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero) que la información anterior surgió durante una reunión en Mérida, Yucatán, en el marco del foro CEO Dialogue, el pasado 12 de abril.

“En Mérida, después de que terminó el CEO Dialogue, tuvimos una reunión varios miembros de México con el secretario Wilbur Ross. Les voy a platicar una anécdota que fue muy interesante ya pasado todo esto de la 232 (arancel al acero y aluminio mexicano) nos dice: ‘Bueno, yo quiero pedir varias cosas, queremos fortalecer la relación porque el único camino que tiene Estados Unidos es tener un frente común en bloque comercial muy fuerte para competir con China'”, contó.

“Segundo, no queremos la participación muy activa de la inversión china en México, sobre todo en proyectos estratégicos. Tercero, queremos que nos ayuden a parar la migración que viene de Centroamérica, y cuarto, el presidente hizo un compromiso, por lo que vamos a tener mucho cuidado de cómo vamos a negociar la 232”, relató Romo sobre lo dicho por Ross.

A esto, el jefe de la oficina de Presidencia asegura que respondió al funcionario estadounidense que deben decidir qué quieren, pues no todo se puede cumplir.

“Me quedo callado. Entonces le dije: contra México está muy fácil, nos pides las cuatro cosas pero no quieres tomates, entonces tienes que definir si quieres tomates o migrantes, o acero y migrantes”, explicó.

Estados Unidos actualmente se encuentra negociando con China su relación comercial, lo cual ha ocasionado que ambas naciones se impongan aranceles.

Al terminar la reunión con acereros de este jueves, Romo aclaró que las empresas de China son bienvenidas a México, como cualquier otro país, aunque ahora no tienen diálogo con ninguna.

“Queremos que la inversión extranjera pase de 29 y 30 mil millones de dolares (anuales) a 35 y 40 mil millones, vemos que muchas empresas americanas pueden llegar a México, son americanas que producen en China y que por la guerra comercial buscarán a donde moverse.

“Debemos aprovechar la oportunidad que muchas industrias que están allá que no tengan contenido americano y que se vengan acá a México”, explicó.

Refirió que ya tienen un estudio sobre qué industrias estadounidenses con base en China pueden venir a México, pues la meta es convertir al bloque comercial norteamericano en uno de los más fuertes del mundo.

Con información de El Financiero

Deja un comentario