A un año del gobierno de AMLO: Tres casos en que nuestro presidente sacó sus propios datos

Ciudad de México.- El 1 de diciembre se cumplió el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Por ello, compartiremos 10 ocasiones en las que el mandatario de México ha inventado cifras o tenido ‘»otros datos»:

  • Un millón de víctimas de violencia:

«Estamos hablando de más de un millón de víctimas de violencia, ese fue el saldo, desde que se declaró la guerra absurda para enfrentar la violencia; más de un millón de víctimas, familiares y los que perdieron la vida», dijo López Obrador durante su mañanera del 4 de febrero.

Posteriormente, el 10 de mayo, reiteró esta cifra cuando las madres de desaparecidos protestaron para exigir justicia y el 27 de abril, tras prometer auxilio a los familiares de 13 personas masacradas en Minatitlán, Veracruz.

No obstante, no existe una constancia de la veracidad de esta cifra.

Animal Político solicitó por transparencia a la Oficina de Presidencia, con el folio 0210000035619, una constancia que esclareciera cómo se obtuvo la cifra mencionada por el mandatario nacional, a lo que respondieron que no les compete tener esa información.

Se busco en el Registro Nacional de Víctima, a cargo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), quienes solo tienen registradas a 20 mil personas; el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Localizadas, de la Secretaría de Gobernación (Segob), que tenía 40 mil, sin embargo, éste no ha sido actualizado desde abril de 2018; finalmente, el Registro Nacional de Personas Fallecidas No Identificadas y el Banco Nacional de Datos Forenses, a cargo de la Fiscalía General de la República (FGR), pero éstos no existían en ese entonces.

Al día de ayer, la Administración Pública Federal ha declarado 14 mil 801 veces la figura de «inexistencia» de documentos, de acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI).

  • Estancias Infantiles con irregularidades:

A principios de febrero, el gobierno anunció que ya no se daría dinero a las Estancias Infantiles, un programa de la entonces Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), hoy del Bienestar, para dar servicio de guardería a familias que no lo tienen como prestación, y que ese dinero mejor se entregaría directamente a las madres.

La medida causó gran controversia porque dejaba sin apoyo a un programa que atendía a 329 mil niñas y niños de 313 mil madres y padres que no tenían como prestación laboral otras guarderías ni recursos para pagar una privada.

La justificación gubernamental para cancelar los subsidios fue que había numerosas irregularidades, y la subsecretaria de Bienestar, Ariadna Montiel, dio ejemplo concreto estancias que tenían 15 niños pero cobraban por 30, o que 97 mil niños inscritos no fueron localizados en los locales.

Animal Político solicitó a la Secretaría del Bienestar la lista de estancias infantiles que tuvieron inconsistencias, cuáles eran y en dónde se localizaban.

La respuesta fue que las irregularidades habían sido reportadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que, en todo caso, se le preguntara al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) qué fallos había en el protocolo de supervisión, capacitación y certificación.

  • Pruebas de corrupción del NAIM de Texcoco:

Las acusaciones de que había corrupción en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en Texcoco, han surgido en diversas ocasiones, remontando hasta la campaña presidencial de AMLO.

Por ejemplo, cuando en el periodo de transición aseguró que los terrenos del viejo aeropuerto serían usados para hacer una especie de Santa Fe, o una contradicción protagonizada en abril con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, que dijo que no se había cancelado el proyecto por corrupción, y el presidente lo desmintió asegurando que sí había.

Pero el propio López Obrador había negado en su conferencia del 8 de enero que hubiera pruebas como para presentar una denuncia.

Derivado de ese día, un ciudadano solicitó todos los documentos que sustentaran las declaraciones del presidente. La respuesta fue clasificada en la categoría “la información está disponible públicamente”, aunque al abrir el detalle, se explicaba que la dependencia usó esa opción de la plataforma para poder dar una respuesta amplia, pero declaraba “no competencia” y sugería dirigirse a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Esto llevó a una discusión del pleno del INAI, en el que se argumentó que la Oficina de la Presidencia sí “tiene atribuciones para proveer al presidente de la información y los datos necesarios para sus actividades, toma de decisiones o formulación de mensajes”, por lo que debía entregar los documentos que sustentaran sus dichos.

Después de eso, se presentaron al menos otras dos solicitudes de ciudadanos para conocer la información referente a corrupción en el NAIM, la 0210000060319 en marzo y la 0210000106819 en abril.

La respuesta, entonces, fue declarar “inexistencia” de esos documentos.

Con información de Animal Político

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas