Piden mayor seguridad para mujeres en cárceles de Ciudad de México

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) urgió instalar el enfoque de género en el sistema penitenciario y presentó una serie de víctimas de violencia de género en el Centro femenil de reinserción social Santa Martha Acatitla mediante la recomendación 01/2021.

La representante en la Ciudad de México, Nashieli Ramírez Hernández, indicó que las autoridades de la Secretaría de Salud y la Subsecretaría del Sistema Penitencia, ambas de la Ciudad de México, han sido parte de la violencia sistemática que viven las mujeres en prisión.

Ramírez Hernández señaló que en 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reportó en su informe “Situación de derechos humanos en México”, que la violencia sexual en contra de mujeres detenidas y privadas de su libertad era una práctica extendida y puede constituir incluso formas de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, por el grado de humillación y maltrato físico y psicológico.

Del mismo modo, sentenció que la prevención, investigación, sanción de responsables y atención a las víctimas requiere la implementación seria de un enfoque de género en el ámbito penitenciario, que trabaje no sólo con la pirámide organizacional de las autoridades sino con la población penitenciaria.

Puede interesarte YosStop podría pasar hasta 14 años en la cárcel por delito de pornografía infantil

En contexto, la recomendación 01/2021 lleva tres casos en específico, en el primero la mujer fue víctima en 2018 de abuso sexual en el Hospital Torre Médica Tepepan, y al denunciar a las autoridades penitenciarias no recibió ayuda, al contrario, fue agredida junto a su hermana (víctima 3). La victima dos también fue víctima de violencia sexual en el mismo hospital, en noviembre de 2017.

Al respecto, la comisión recomendó que las autoridades responsables deberán impulsar la inscripción de las víctimas directas 1 y 2, al Registro de Víctimas de la Ciudad de México, así como la aprobación de planes de reparación integral por parte de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México.

LM