Cortocircuito provocó incendio en sede del Metro: fiscalía

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El incendio del Centro de Control 1 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, ocurrido el 9 de enero, fue causado por un cortocircuito, informó este viernes la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX).

“El incendio referido en la planta baja, en el transformador TA1, se debió a un cortocircuito en sus componentes; se trató de un accidente fortuito y no previsible”, indicó la dependencia durante una conferencia.

Te podría interesar: Videos: Colapsa Metro por fuerte incendio en su sede central

La FGJCDMX abrió una investigación para determinar las causas del incendio en la sede del Metro cuyo saldo fue una policía muerta, así como 30 intoxicados.

Las autoridades precisaron que  el incendio comenzó en uno de los embobinados  del transformador TA 1.

El siniestro del 9 de enero provocó la muerte de una policía y más de 30 lesionados. Además, detuvo las operaciones de las líneas 1, 2,3,4,5 y 6.

Las líneas 4,5 y 6 se restablecieron al día siguiente del siniestro, mientras que las restantes  permanecieron cerradas durante semanas hasta que se pudo restablecer los sistemas dañados durante  el siniestro.

Cortocircuito y nada más

Las autoridades Detallaron que se iniciaron dos carpetas de investigación con 11 distintos peritajes, especialidades en ciencias forenses y criminalistica de campo, para armar una investigación minuciosa del inmueble y de la mujer policía que falleció.

Ante ello descartaron la posibilidad de que el hecho se trató de un sabotaje como se había manejado de forma extraoficial.

Videos: Colapsa Metro por fuerte incendio en su sede central

Te podría interesar: Video: Lluvia provoca incendio en vagón del Metro en Indios Verdes

Expertos videoforenses documentaron las características del lugar, así como arquitectura forense evaluó los daños y se encuentran en espera de resultados de laboratorio para determinar el daño del inmueble y determinar si puede seguir siendo ocupado.

Señalaron que los principales daños se registraron del primer al cuarto nivel del edificio, además que la temperatura que osciló entre los mil y mil 500 grados centígrados y el transformador se mantuvo incandescente varios días, lo que retrasó el peritaje para lleagr a la conclusión que fue un cortocircuito.

Además se descartó que fuera la falta de mantenimiento la causa principal del incendio, así como un sabotaje “fue un hecho fortuito y no fue un hecho previsible”, aseveraron.

JGR