Construcciones deberán usar material reciclado en CDMX

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

En beneficio al medio ambiente las banquetas ciclopistas y andadores de la Ciudad de México tendrán que construirse con material reciclado, esto a partir de que entre en vigor la modificación a la Norma Ambiental NADF-007-2013.

En los próximos días, se publicará en la Gaceta Oficial de la CDMX la modificación a la Norma Ambiental NADF-007-2013, en la cual se establece la incorporación de producto reciclado obligatorio en las obras públicas y privadas del sector de la construcción.

En ese sentido, y de acuerdo con la norma, las empresas del ramo de la construcción deberán tener un plan de manejo de residuos que priorice el uso de materiales provenientes de procesos de reciclaje.

Es decir, el documento señala que los materiales reciclados tendrán que utilizarse para la construcción, remodelación o ampliación de obras como banquetas, ciclopistas, andadores, mobiliario urbano, rellenos o elaboración de suelo y cimentaciones en distintos porcentajes. 

Construcciones deberán usar material reciclado en CDMX

Te puede interesar: Estrenan ciclovía hecha de residuos plásticos en el Bosque de Chapultepec

Sin embargo, a partir de la publicación de la norma, el 100 por ciento de las banquetas de la capital del país deberán fabricarse con material reciclado.

Además, se dispone como obligación que los pequeños y grandes generadores, así como los centros de acopio, centros de transferencia, prestadores de servicios de recolección, transporte y de las plantas de reciclaje de residuos de la construcción y demolición, formulen y presenten su Plan de Manejo de Residuos ante la Secretaría de Medio Ambiente capitalina.

Según la norma, los objetivos de estos cambios son para minimizar la generación y maximizar la valorización de residuos sólidos urbanos y residuos de manejo especial, bajo criterios de eficiencia ambiental, tecnológica, económica y social.

Asimismo, esto será diseñado bajo los principios de responsabilidad compartida y manejo integral, que considera el conjunto de acciones, procedimientos y medios viables e involucra a productores, importadores, exportadores, distribuidores, comerciantes, consumidores, usuarios de subproductos y los sujetos obligados al cumplimiento de la norma ambiental.

Para finalizar, se instalarán plantas de reciclaje de residuos de construcción en donde se procesará este residuo con el fin de reincorporarlos a las cadenas productivas, así como determinar la cantidad y los procesos donde serán utilizados.

AE