De perseguir una causa común, a atender intereses personales: la historia de Mexicali Resiste

Primero buscaron frenar la ley del agua, un reemplacamiento y los gasolinazos… pero después extrañamente exigieron pago a maestros y ¡hasta la renuncia de Peña Nieto!

Es así como se da la historia de Mexicali Resiste, un movimiento social y legítimo que terminó atendiendo intereses personales gracias a los líderes que tomaron el timón de la organización.

Y es que estos líderes lejos están de ser parte de una sociedad civil que busque el bien común, sólo basta ver el origen de los mismos. 

Humberto Reyes, conocido como el “Maldad”, apoyó a dicho movimiento en los inicios del mismo, sin embargo decidió dar un paso al costado, no sin antes denunciar las inconsistencias del movimiento y sus líderes.

“Firmé las peticiones por estar de acuerdo con las causas(de frenar la ley del agua, el reemplacamiento y los gasolinazos) pero ya me cansó esta táctica de violencias justificando que representan a todos los mexicalenses cuando ninguno de nosotros votó a favor de un bloqueo o plantón.

“Dicen ser (Mexicali Resiste) un movimiento apartidista, pero hay militantes de Morena, lo cual puede generar una mala imagen, y claro que lo ha hecho”, indicó.

Y para muestra, un botón: León Fierro y Adrián Merino forman parte del magisterio, lo que ocasiona que sus demandas muchas veces vayan encaminadas a favorecer a ese grupo que, dicho sea de paso, puso en jaque a la educación en Baja California, pues por un paro magisterial se retrasó el inicio de clases.

Y los maestros no son los únicos que buscaron sacar provecho de este movimiento. Dentro de las filas de la organización se encuentran personajes como José Guadalupe Montoya Jiménez, ex dirigente del Comité Estatal de Morena; José Miguel Manuel Martínez Salomón, ex secretario de participación del Comité Municipal de Morena en Mexicali y Marina del Pilar Ávila Olmeda, ex candidata a diputada local por Morena.

Tal y como sucedió unos años antes, con #YoSoy132, el movimiento traicionó su ideal apartidista para apoyar a Morena. La más viva muestra de ello es el propio Antonio Atollini, quien se dio a conocer gracias al 132 y hoy trabaja en las filas del Gobierno Federal.

Conforme avanzó el tiempo, las peticiones del colectivo se tornaron cada vez más numerosas y ridículas. Por ejemplo, en lugar de pedir apoyo de bacheo, empleo para recién egresados, que se parara el financiamiento a partidos políticos o un incremento en el número de becas, se fueron por la eliminación del pago de impuestos, prestaciones a burócratas y aumento de sueldos a trabajadores de la educación.

Además, los líderes del movimiento han aprovechado para impulsar su agenda, al grado que en una aparición en Aristegui Noticias, Merino y Abril Rodríguez, se apoderaron del movimiento, omitiendo la participación de grupos que comenzaron con los cambios en Mexicali, como los Dragon Bikers y 686. 

Al ser cuestionados sobre la violencia en el movimiento, líderes y participantes siempre han culpado a las autoridades de agredirlos, pero no ha habido introspección, ni autocrítica, por ello personajes de peso en la organización, como “El Maldad” los han abandonado.

Las acciones violentas e interesadas del colectivo han llevado a los mexicalenses a abandonar los mítines y dar cada vez menos apoyo al grupo.

Una historia de violencia y oportunismo

A pesar de declararse abiertamente como un movimiento pacífico y apartidista, Mexicali Resiste se ha caracterizado por la violencia, intolerancia y oportunismo de sus líderes y algunos de sus participantes.

La organización como tal, o al menos bajo el nombre de Mexicali Resiste, nació en en 2017, sin embargo, varios de sus líderes ya habían estado inmiscuidos en otros movimientos como el #YoSoy132 en Mexicali y la toma de las instalaciones de Televisa ante los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

El ambiente propicio comenzó a gestarse a finales del 2016, cuando una serie de alzas como los gasolinazos a nivel federal, el replaqueo y la Ley del Agua, la cual comprendía un incremento del 20 por ciento en el costo del agua, a nivel estatal.

Ante estas problemáticas, la organización Dragon Bikers protestó en contra del replaqueo y la Ley del Agua, y pronto recibirían el apoyo de algunas otras organizaciones, como 686. 

Eventualmente, la presión social consiguió tanto frenar el replaqueo y la derogación de la Ley del Agua, sin embargo, el grupo ahora conocido como Mexicali Resiste aprovechó la oportunidad para colgarse del tema y hacerse de seguidores. 

Dicha agrupación bloqueó permanentemente el Congreso, Palacio de Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Mexicali exigiendo, entre otras cosas, algunas absurdas y otras no tanto, las renuncia de Enrique Peña Nieto a la presidencia del país, retirar el fuero y cancelar la construcción de una planta cervecera.

Además, los “activistas” se rehusaron a negociar con alguien que no fuera el propio gobernador, Francisco “Kiko” Vega, bajo sus términos y en la fecha que fuera conveniente para el grupo, sin importar que estuvieran paralizados los servicios gubernamentales a la ciudadanía. Ante la creciente tensión, los partidarios del colectivo agredieron vehículos y personal de Vega y de su secretario, Francisco Rueda.

Sobra decir que el bloqueo permanente en el gobierno trajo otros problemas a los mexicalenses, como la acumulacion basura y la imposibilidad de sepultar algunos cuerpos, pues tanto el servicio de limpia como el Registro Civil no podían acceder a sus oficinas.

Como era de esperarse, el encono entre burócratas y “activistas” comenzó a escalar y hubo episodios violentos cuando los trabajadores de oficinas gubernamentales quisieron entrar a sus puestos laborales.

Los desencuentros y violencia de Mexicali Resiste van en aumento, así como el descontento de la ciudadanía mexicalense, pues no aceptan que un grupo afirme representarlos, cuando son los líderes los que buscan satisfacer sus propios intereses.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas