Nuevo sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann; el móvil: tráfico sexual de menores

Surge un nuevo sospechoso en la desaparición de la menor, Madeleine McCann, y que durante meses se había relacionado en teorías de conspiración al político John Podesta por tal hecho. Pero hoy señalan como implicado a un prisionero alemán de 43 años que se encontraba en la zona al momento del rapto.

Tanto la policía británica como la alemana han revelado que el sujeto hizo una llamada telefónica de al menos 30 minutos una hora antes de que la niña fuera separada de sus padres.

Surge un nuevo sospechoso en la desaparición de la menor, Madeleine McCann, el móvil, apunta a tráfico sexual de menores.

Fue en 2007, cuando la niña fue raptada en un balneario en Portugal mientras estaba durmiendo en un centro vacacional, en ese entonces Madeleine tenía tres años. Las primeras versiones del caso apuntaron que sus padres eran los responsables de este hecho.

Sus padres se encontraban en una reunión con unos amigos, por lo que acudieron al punto a revisar si la pequeña y sus dos hermanos seguían en el lugar en diversas ocasiones; sin embargo, a las 22:00 horas ya no la encontraron.

Surge un nuevo sospechoso en la desaparición de la menor, Madeleine McCann, el móvil, apunta a tráfico sexual de menores.

Pese a las investigaciones que se han hecho sobre este caso, y aún no se ha determinado lo que le ocurrió a la pequeña, quien no ha vuelto a su casa desde hace 13 años.

Esta teoría podría confirmar o refutar la teoría del #PizzaGate, la cual asegura que la pequeña fue secuestrada con fines de explotación sexual por una secta de pedófilos.

El caso fue analizado nuevamente en el documental de Netflix “La desaparición de Madeleine McCann”, una serie que reúne los testimonios de testigos, abogados, familiares, policías, expertos y periodistas que, de alguna u otra forma, estuvieron involucrados con el que sigue siendo uno de los casos de una desaparición infantil más famoso del mundo.

La policía de Londres dijo que las autoridades alemanas habían tomado la delantera en esta etapa del caso porque el sospechoso alemán estaba bajo custodia en su país.

La policía alemana le dijo al canal de televisión ZDF del país que el sospechoso, cuyo nombre no se menciona, es un delincuente sexual actualmente en prisión por un delito sexual.

El hombre tiene dos condenas anteriores por «contacto sexual con niñas», según Christian Hoppe, de la oficina de la policía criminal federal de Alemania.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas