¿Por qué los nazis llamaron «México» a una sección de Auschwitz?

Cuando se habla del campo de concentración de Auschwitz, de inmediato vienen a mente las peores atrocidades de la humanidad. Su nombre evoca la decadencia y el dolo del exterminio de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. En aquella lúgubre «prisión», a 70 kilómetros al oeste de Cracovia, Polonia, perdieron la vida casi 1.5 millones de personas. En aquel campo de exterminio, una de las peores secciones fue bautizada con el nombre de «México».

Se trataba de la zona B III. Pero ¿qué fue lo que llevó al régimen nazi llamar a esa sección «México» (Meksyk en polaco, Mexiko en alemán)? A la fecha no se conoce el motivo oficial de este hecho. Lo que se conoce es que se trataba de una zona mixta, en la que convivían mujeres, niños y hombres.

Mapa de las secciones de Auschwitz, donde se muestra B III, también conocida como México

Una de las teorías del peculiar apodo aparece en el libro «Seres humanos de Auschwitz», de Hermann Langbein, uno de los sobrevivientes del holocausto, quien refiere que el ejército alemán bautizó así dicha sección porque era de las más sucias y descuidadas del campo de concentración. El Tercer Reich consideraba que esa deplorable sección era un espejo del país al que hacía referencia.

TE PUEDE INTERESAR: AMLO, nazi fanático de Goebbels (parte 1 de 3)

En el libro se menciona que la ausencia de condiciones higiénicas básicas y el no contar con servicio de agua, incrementó exponencialmente la tasa de mortalidad, que era muy elevada, incluso entre los mismos reclusos en Auschwitz. En «México» había 60 mil prisioneros y en 1943 se empezaron a construir 188 barracas, se terminaron solo 32 porque las obras fueron suspendidas tan solo un año después. Los reos no tenían literas, no había cocinas, baños ni letrinas. Sus condiciones eran infrahumanas.

De acuerdo a los testimonios de la época, los prisioneros confinados en B III estaban famélicos, literalmente muertos de hambre y solo unos harapos cubrían en lo más mínimo su desnudez, entre ellos proliferaban las enfermedades, las infecciones. Ser remitido a dicha sección era prácticamente una sentencia de muerte lenta y tortuosa.

TE PUEDE INTERESAR: AMLO sigue los principios del nazi Joseph Goebbels (parte 2 de 3)

Actualmente, el México de Auschwitz son solo escombros. Quedan únicamente vestigios de, lo que algún día fue, una de las zonas más repugnantes del campo de exterminio más grande construido por los nazis.

AS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Adolfo Hitler, Auschwitz, B III, campo de concentración, campo de exterminio, Meksyk, México, nazi, Polonia, Segunda Guerra Mundial - Conspiracción

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas