Empleada doméstica se queda casa de su jefa quien murió por Covid

Tras la muerte de Pilar, una mujer de 75 años que falleció por culpa del Covid-19, la empleada doméstica de la viejita aprovechó para incinerar el cuerpo de su jefa y quedarse con la casa de la difunta.

Según narra el periódico El Mundo, la empleada de nacionalidad peruana, que tomó todas las decisiones sobre el cadáver de doña Pilar sin consultar a los hijos de esta, se instaló como la dueña de la propiedad en la que vivían ambas.

Los hechos ocurrieron en la comunidad de Leganés, España.  De acuerdo al periódico la investigación está en curso y ya cuenta con las primeras declaraciones de la criminal y de algunos representantes de la funeraria, quienes podrían estar implicados en el caso.

Te puede interesar: VIDEO Acosan en la calle a la youtuber Dhasia Wezka, entre lágrimas contó su experiencia

Según usuarios en redes sociales los hijos de la mujer estaban lejos de ella, pues tardaron tiempo en darse cuenta de lo que ocurría. Sin embargo, en declaraciones se les nota afectados y sorprendidos por el fallecimiento.

Rosana, la hija mayor de doña Pilar, reveló que la empleada domestica cambió a su nombre las boletas del agua y la luz. También puso a su nombre las pólizas de vida de los seguros de doña Pilar

“Me gustaría saber qué pasó con mi madre esos días, yo también tuve coronavirus en esa época y estuve 30 días ingresada. Cuando nos enteramos de la muerte de mi madre, ya estaba incinerada”, dijo.

“Creo que mi madre no murió de forma natural y vamos a hacer todo lo posible para que se aclare lo que pasó. Tenemos indicios de que la trabajadora de mi mamá le pudo hacer algo” confesó preocupada. 

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas