Detiene policía a joven y muere en separos en Veracruz; familiares exigen justicia a Cuitláhuac García

Esta mañana, familiares de Carlos Andrés Navarro salieron a las calles a exigir justicia al Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García; el joven fue detenido por policías y poco después murió en el Cuartel de San José, en Xalapa.

A más de un mes, el Gobierno de García sigue sin esclarecer el caso, Alizeth Cuevas Campos, viuda de “El Área”, como lo apodaban sus amigos reprochó que aún no hay avances por parte de la Fiscalía General del EStado (FGE). 

“Desde su muerte no tenemos respuesta de la Fiscalía ni del Gobernador, queremos justicia y queremos que nos hagan caso, no se puede quedar esto así”, dijo. 

Con pancartas con las leyendas “Quienes nos cuidan, nos matan”, “Justicia para Carlos Andrés”, “Gobernador Cuitlahuac, queremos que se se esclarezca el asesinato de Carlos Andrés, no queremos más largas” recorrieron la avenida Lázaro Cárdenas. 

Cuando estuvieron frente al cuartel, los manifestantes gritaron al unísono: “¡Asesinos!”, “¡Estamos hartos de tantos abusos!”, “¡La policía mata!”, “¡La policía secuestra!”

En redes sociales, internautas se unieron al llamado de los familiares para recibir justicia y para frenar el abuso de autoridad de los policías, como se ha visto en las ultimas semanas, como en el caso de Giovanni López.

Hasta el diputado estatal de San Luis Potosí, Pedro César Carrizales, conocido como «El Mijis«, exigió a la Fiscalía de Veracruz y al Gobernador un alto a los abusos.

«No podemos seguir permitiendo que quienes deberían cuidarnos, sean quienes nos torturen, inventen cargos, maten o desaparezcan», recalcó.

De acuerdo a la Secretaría de Seguridad Pública, Carlos Andrés murió “a causa de un infarto” cuando estaba en custodia de los policías. Aunque su familia, ha reiterado en repetidas ocasiones que su fallecimiento ocurrió a causa de golpes que recibió. 

Según explicaron, el viernes 1° de mayo, el joven se fue con rumbo al fraccionamiento Los Cántaros, lugar a donde, dijo a sus familiares, acudiría para realizar un trabajo, ya que se dedicaba a la serigrafía y colocación de vinilos en vehículos. 

El último contacto que tuvo con su familia fue mediante un mensaje de WhatsApp que le envió a su madre, en este mensaje le avisaba que llegaría un poco tarde a su casa pero que estaba bien. 

Durante el transcurso del sábado, la familia comenzó a preocuparse debido a que ya no respondía las llamadas ni los mensajes, por lo que comenzaron a buscarlo, incluso se publicó una imagen mediante redes sociales para tratar de localizarlo. 

La familia marcó al número de emergencias 911, en donde solicitaron ayuda para buscarlo, sin embargo, no le proporcionaron datos sobre su paradero. 

No fue sino hasta la tarde del domingo cuando, a través de una llamada telefónica, se les informaba que tenían que acudir a las instalaciones del SEMEFO para reconocer el cuerpo de una persona que coincidía con las características de Carlos. 

Fue el personal forense de la Fiscalía General del Estado quien les informó que Carlos había sido detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y trasladado a las instalaciones del cuartel de San José, lugar en donde había muerto presuntamente a causa de un infarto. 

La familia comenzó a dudar sobre los reportes realizados debido a la cantidad de golpes que presentaba, tanto en el rostro como en el cuerpo, lo que les hace pensar que la causa de la muerte fueron los golpes que el joven había recibido. 

Existe un video donde presuntamente, Carlos se encuentra rodeado de policías y donde él grita «Me quieren secuestrar», poco después el video se corta.

Con información de Al Calor Político

JRA

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas