Covid-19 dejaría daños permanentes en pulmones y corazón

Un estudio reveló que algunos pacientes con Covid-19 pueden sufrir daño pulmonar y cardíaco de forma permanente, aunque  la mayoría tiende a mejorar con el tiempo.

De acuerdo con la investigación de un grupo de especialistas austriacos, presentada en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Respiración, más de la mitad de los pacientes tenían al menos un síntoma persistente, sobre todo disnea y tos.

Te podría interesar: López-Gatell ataca a la prensa ante críticas por manejo de epidemia de Covid

Además las tomografías computarizadas aún mostraban daño pulmonar en 88% de los pacientes, pero tras 12 semanas después del alta, los síntomas habían mejorado y el daño pulmonar se redujo a 56%.

Un estudio reveló que algunos pacientes con Covid-19 pueden sufrir daño pulmonar y cardíaco de forma permanente, aunque la mayoría tiende a mejorar con el tiempo.

“La mala noticia es que las personas muestran deterioro pulmonar por Covid-19 semanas después del alta; la buena noticia es que el deterioro tiende a mejorar con el tiempo, lo que sugiere que los pulmones tienen un mecanismo para repararse a sí mismos”, señaló la doctora Sabina Sahanic, estudiante de doctorado clínico en la Clínica Universitaria de Innsbruck.

Covid y sus lamentables secuelas

El estudio demostró que la enfermedad Covid-19 deja secuelas significativas en los pacientes más graves, especialmente daño pulmonar y cardíaco.

Te podría interesar: Pasaron 8 meses en una isla desierta y regresaron a un mundo afectado por Covid

Un estudio reveló que algunos pacientes con Covid-19 pueden sufrir daño pulmonar y cardíaco de forma permanente, aunque la mayoría tiende a mejorar con el tiempo.

La edad media de los 86 pacientes fue de 61 años y  65% eran varones. Casi la mitad era fumador o exfumador y  65% de los pacientes hospitalizados tenían sobrepeso u obesidad.

Los investigadores reclutaron pacientes con coronavirus que fueron hospitalizados en la Clínica Universitaria de Medicina Interna en Innsbruck, el Hospital St Vinzenz en Zams o el centro de rehabilitación cardiopulmonar, en Münster (Austria).

JGR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas