Chats familiares revelan deterioro de la salud de Maradona previo a su imprevista muerte

Al parecer la muerte del astro argentino Diego Armando Maradona es más complicada que un simple paro cardiorrespiratorio, pues la Fiscalía de San Isidro investiga el hecho del exfutbolista como un posible “homicidio culposo”.

Las autoridades por el momento se centraron en la recolección de información a partir de las declaraciones de Dalma, Gianinna y Jana (hijas de Maradona) y de los allanamientos a Leopoldo Luque, el médico que operó a Diego del hematoma en la cabeza y que, por su relación, realizaba un seguimiento de su salud desde hace cuatro años.

De acuerdo con el portal de noticias Infobae, en su declaración las herederas del excapitán de la Selección apuntaban a Luque como el médico de referencia.

“Lo vimos muy hinchado. Nos llamó mucho la atención eso. Sobre todo la panza y los párpados”, es una de las frases que integran el expediente. “Nos prometieron internación domiciliaria pero eso no lo era”.

chats familia Maradona, Maradona, muere Maradona, muerte de Maradona, negligencia en muerte de Maradona - Conspiracción

Te podría interesar: Medico de Maradona es imputado por homicidio culposo; nunca lo dejé solo, afirma

Maradona no era feliz

Este medio también accedió a capturas del grupo de WhatsApp que la familia había armado con el psicólogo y la psiquiatra para el seguimiento minuto a minuto de “El Pelusa”,  luego de su traslado a la propiedad en el Tigre, en el que se pueden observar varias cuestiones.

En uno, Dalma apunta que Luque es el “neurocirujano” de Diego, y que necesita de un “médico clínico”. El chat data del 10 de noviembre. Y en el mismo asegura “yo me voy a poner a investigar”.

La psiquiatra Agustina Cosachov ofrece una “colega amiga” que además es toxicóloga, pero en la conversación la pelota queda del lado de la familia, que prefiere buscar a alguien de su confianza.

En la misma captura participa el psicólogo Carlos Díaz. Es cuando Gianinna pregunta si alguien sabe algo “de la casa”, él responde que “Diego reclama más privacidad, solamente”.

Te podría interesar: Posible negligencia médica provocó la muerte de Maradona

El concepto abona lo que Infobae contó 24 horas después de la muerte del campeón del mundo: el hecho de estar más controlado por su círculo íntimo y por los profesionales, lo volvió más huraño.

El “Maxi” al que nombran es Maximiliano Pomargo, cuñado de Matías Morla y la mano derecha de Maradona desde hacía años. Tanto él como Jony Espósito, sobrino del ex Napoli, Boca y Argentinos, estaban en la casa en el momento del deceso junto al psicólogo, la psiquiatra, la enfermera y una cocinera.

La conversación se dio luego de una reunión vía Zoom de todas las partes para coordinar la continuidad de la rehabilitación de Maradona y evacuar preocupaciones.

Te podría interesar: Causa indignación FOTOS de hombres posando junto a féretro de Maradona

El rol que en las próximas horas los investigadores le asignen a la psiquiatra Cosachov será vital, participante del Grupo de WhatsApp,  pues fue la que firmó el alta y la encargada de recetar los medicamentos contra la depresión a Maradona y en qué dosis.

Por el momento ni Gianinna, Dalma, Jana o la propia Claudia Villafañe se presentaron como querellantes. Sí lo hizo Matías Morla, abogado, amigo y manager en los últimos años del 10, quien se presentó en la causa junto a otro letrado, Yamil Castro Bianchi, en representación como particulares damnificados de las cinco hermanas de Maradona.

También se presentó en el expediente de manera formal Verónica Ojeda, en representación de su hijo menor de edad, Diego Fernando. Está asesorada legalmente por su actual pareja y ex funcionario del Ministerio de Seguridad Bonaerense Mario Baudry.

JGR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas