Causa indignación en redes la historia de Bruno, el perrito amarrado y abandonado

Durante una rodada en Cozumel, Quintana Roo, el pasado domingo 4 de octubre, el grupo de ciclistas “TotugaBike” hallaron a Bruno, un perrito abandonado; el hecho causo indignación en redes sociales.

Bruno se hallaba dentro de una bolsa de plástico negra, amarrado de las patas y el hocico, totalmente débil, empapado, y el color blanco de su piel se había tornado café.

La historia de Bruno, el perrito amarrado y abandonado causa indignación en redes sociales.

El animalito llevaba horas agonizando, sin comida ni agua.

Cuando los ciclistas se acercaron a ayudarlo, apenas y pudo mover la cabeza.

Uno de los deportistas llevaba una navaja, la cual usó para destruir la bolsa y los amarres que aprisionaban al animal.

https://www.facebook.com/watch/?ref=external&v=843792836359043

Mientras otro de los ciclistas grabó con su celular el hallazgo. Mientras uno de ellos aseguraba que el animal estaba vivo, otro les dijo “sí, pero ya está en las últimas”.

Lo envolvieron con una sábana y lo colocaron al interior de una cesta de plástico. En las imágenes difundidas se observa cómo lo trasladan a través de una brecha.

La historia de Bruno, el perrito amarrado y abandonado causa indignación en redes sociales.

Una internauta, llamada Adriana Grau Lomas contactó a los miembros de “TortugaBike” para ayudarlos en el rescate del perro, aunque sabía que su estado de salud era muy grave.

“A Bruno lo encontraron los ciclistas de TortugaBike el pasado domingo mientras rodaban por una brecha en la ampliación de la 65 Av. Yo llegué hasta él por una publicación que me sacudió y me dolió hasta el alma ver. Helen lo cuidó antes de que yo fuera por él para llevarlo con el Dr. Omar Peña, quien fue el veterinario que lo atendió y le hizo todos los estudios y tratamientos que necesitaba para buscar una oportunidad”, relata Adriana en su Facebook.

También lee: Hombre y perrito mueren abrazados en el incendio de una lavandería

Lamentablemente Bruno tenía daño nervioso, anaplasmosis (causada por las garrapatas), le daban convulsiones.

“Le hicimos prueba de moquillo y gusano de corazón, salió negativo. Le hicimos química sanguínea y radiografías. Bruno tuvo tratamiento de antibióticos, antiinflamatorios, cortisol, antiespasmódico, todo lo que pudiera ayudarse se le dio”, explicó.

A pesar de los cuidados del médico veterinario y Adriana Lomas, la salud de Bruno decayó de manera rápida.

“Le daba de comer y de tomar con jeringa porque él no podía por sí solo. Le cambiábamos de pañal y de posición para que no se lastimara. Lo sacamos a pasear en coche (cosa que disfrutaba mucho), dormía cómodo y rodeado de gente. Por ratos levantaba la cabeza pero su salud, a pesar de todo lo que ya se le estaba administrando, se deterioró muy rápido”, dijo.

La historia de Bruno, el perrito amarrado y abandonado causa indignación en redes sociales.

El 10 de octubre se tomó la decisión de acabar con el sufrimiento de Bruno, lo que ocurrió al siguiente día.

“Bruno no murió solito, ni con frío, ni sucio, ni con el hocico amarrado, ni dentro de una bolsa negra en esa brecha. Bruno se fue sabiendo que lo intentamos y se fue con un poquito de amor. Si alguien lo reconoce y sabe quién pudo ser capaz de hacerle esto, por favor, denuncien”, pidió Adriana.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas