Autopsia de George Floyd confirma que su muerte fue un homicidio

La autopsia oficial del forense del condado de Hennepin (Minnesota) ha concluido este lunes que la muerte del afroamericano George Floyd, de 46 años, fue un homicidio. 

El guardia de seguridad falleció de un “fallo cardiopulmonar” y por complicaciones debido a la actuación de la policía y «la compresión del cuello”. 

De acuerdo con The Washington Post, Floyd también sufría enfermedades cardíacas, intoxicación por fentanilo y uso reciente de metanfetamina, que los forenses consideran como “condiciones significativas”, pero no precisan si estas contribuyeron en su muerte.

Floyd permaneció ocho minutos y 46 segundos con la rodilla del policía Dereck Chauvin puesta en su cuello mientras decía que no podía respirar. Incluso cuando perdió la consciencia, el agente seguía presionando. 

Cuando llegó la ambulancia, Floyd ya no tenía pulso y finalmente, los médicos declararon su muerte en el hospital. Horas antes del informe oficial del forense del condado de Hennepin, otra autopsia particular encargada por la familia de Floyd establecía que murió asfixiado por “una presión sostenida” en el cuello y en la espalda lo que impidió que circulara la sangre hacia su cerebro y entrara aire en sus pulmones.

El Departamento de Policía de Minneapolis inicialmente se adelantó para informar de que Floyd murió debido a un “incidente médico”, algo que han descartado las dos autopsias mencionadas.

Te puede interesar: NUEVO VIDEO de George Floyd; nunca se resistió al arresto

El próximo lunes, 8 de junio, se instalará el velatorio de Floyd en Houston (Texas), donde vive su familia y el día siguiente, martes, será el funeral.

Te puede interesar: Manifestantes amenazan con quemar la Casa Blanca

JVR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas