Rosario Robles acepta declararse culpable

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Rosario Robles, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), acepta declararse culpable y recibir una sentencia de seis años de prisión.

Robles Berlanga entregó ya a la Fiscalía General de la República (FGR) una nueva propuesta de salida anticipada del juicio que se le sigue por la llamada Estafa Maestra, a cambio de no llegar a juicio ni que se le exija la reparación del daño por 5 mil 73 millones de pesos.

Los abogados de la ex titular de Sedesol y Sedatu presentaron la propuesta el miércoles 3 de marzo con el fin de que se le permita acceder a un proceso abreviado, lo cual implica una pena de seis años y descartó por completo solicitar un criterio de oportunidad.

Anteriormente ya había hecho una primera propuesta en la que aceptó declararse culpable y recibir una pena de tres años de prisión, pero ésta no fue aceptada por la FGR.

Además, Rosario Robles hizo énfasis en ser la única mujer que permanece en la cárcel y que lleva un año y medio, después de que fuera detenida en agosto del 2019.

En otras ocasiones, ha indicado que no ha recibido el mismo trato que otros exfuncionarios. En el caso de Emilio Zebadúa negoció el criterio de oportunidad y podrá seguir libre mientras aporte datos relevantes y Emilio Lozoya también sigue su proceso en libertad y está acusado de operación con recursos de procedencia ilícita, ejercicio indebido del servicio público y cohecho, proceso que enfrenta en libertad.

“Cada día que paso en Santa Martha yo me estoy muriendo, quería abreviar este proceso, pedir el mismo trato que se le ha dado a otros, no pido un privilegio todo el tiempo lo he hablado de cancha pareja y no lo he tenido. Eso quiero que quede muy claro”, acusó la ex funcionaria.

También lee: La fuerte caída de Rosario Robles: de jefa de Gobierno a interna de Santa Martha