Donarán rancho decomisado a Javier Duarte

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El Congreso de Veracruz aprobó donar a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el rancho Las Mesas, ubicado en Valle de Bravo, Estado de México, que le fue decomisado al exgobernador, Javier Duarte. 

Los diputados locales aprobaron el dictamen de la Comisión Permanente de Hacienda del Estado, con el cual se autoriza al gobierno estatal la enajenación a título gratuito de 66% de la superficie del rancho, de 922 mil 319.30 metros cuadrados, a favor del gobierno federal, con destino a la Sedena, para el desarrollo de actividades castrenses. 

El Congreso de Veracruz determinó donar el rancho del exgobernador a la Sedena como un reconocimiento a su labor.

Te puede interesar: Regresan 40 inmuebles a Javier Duarte

El rancho cuenta con caballerizas, cabañas, un lienzo charro y espacios de alojamiento de lujo, además de que anteriormente, el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, indicó que el valor de la propiedad rebasaba los 200 millones de pesos.

De acuerdo con lo aprobado por el Pleno, en caso que no se cumpliera con la finalidad establecida, la enajenación se entenderá por revocada y sin necesidad de declaración judicial, revertiéndose al patrimonio del gobierno de Veracruz.

El Congreso de Veracruz determinó donar el rancho del exgobernador a la Sedena como un reconocimiento a su labor.

La presidenta de la Comisión de Hacienda del Estado, Rosalinda Galindo Silva, destacó que la propiedad fue legalmente recuperada, a diferencia de muchas otras que le han sido regresadas al exgobernador y sus cómplices.

Te puede interesar: Condena de 9 años para Javier Duarte

“El predio  es producto de los malos manejos, desvío, robo y peculado de los caudales públicos y de la corrupción de una administración pública anterior que no merece repetirse jamás, ya que los delitos graves que causó a la hacienda pública estatal, ofenden y agravian a todas las veracruzanas y veracruzanos”, dijo. 

Resaltó la labor del Ejército en apoyo a la población de Veracruz, como la de todos los rincones del país, principalmente tras los  innumerables desastres naturales.

“En los cuales siempre se ha contado con el apoyo institucional, incondicional e invaluable de los soldados mexicanos, en las recurrentes inundaciones, incendios y temblores, pero también en las fugas y explosiones petroleras, de gas y químicas, algunas veces graves y trágicas”, agregó.

La solicitud de autorización para enajenar la propiedad enviada por el titular del ejecutivo veracruzano establece que el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, solicitó al mandatario estatal la donación del inmueble denominado “El Eterno” o “Las Mesas”.

El Congreso de Veracruz determinó donar el rancho del exgobernador a la Sedena como un reconocimiento a su labor.

Después de que Javier Duarte recibió una sentencia de nueve años de prisión, un juez ordenó que se le devolvieran la mayoría de los bienes decomisados, excepto la parte del rancho Las Mesas que le aseguraron, la cual continuó siendo propiedad del gobierno estatal.

El 31 de marzo el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, solicitó que fuera aprobada dicha donación, pues argumentó que la Sedena es una dependencia cuya misión es defender la integridad, independencia y la soberanía de la nación, garantizando la seguridad interior, auxiliando a la población civil en casos de necesidades, realizando acciones cívicas y obras sociales que tienden al progreso del país.

JGR