Ni es transparente y ni es popular

Faltan algunos meses para que acabe este 2020 y algunos alcaldes de la Ciudad de México no están cumpliendo con sus obligaciones. Y no, no se trata de gobernar, sino de cumplir con la declaración patrimonial que permita a los ciudadanos verificar que no están incurriendo en actos de corrupción.

Una muestra es Layda Sansores San Román, alcaldesa en Álvaro Obregón, que no ha cumplido con esta obligación legal. 

Aunque el artículo 33 de la Ley de Responsabilidades Administrativas de la Ciudad de México estipula que todo funcionario público debe presentar su declaración patrimonial y de intereses varias veces durante su encargo, la exsenadora no ha cumplido con la disposición. 

Hasta agosto, la alcaldesa no ha declarado sus bienes ante la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México. De acuerdo con el portal de la Contraloría General muestra que falta la información patrimonial de este año, cuando los demás alcaldes ya lo hicieron.

NI TRANSPARENTE NI POPULAR

No hay que olvidar que Morena, el partido que la postuló, una de sus banderas es la lucha contra la corrupción y que además es la bandera del actual gobierno federal. 

¿Será que tiene guardado un arsenal de tintes para mantener el rojo en su cabello o aumentar su colección de bolsas de lujo?

Pero no es todo, Sansores es una de las alcaldes peor calificadas por sus gobernados, pues algunas encuestas muestran que solo tiene un 26.7 por ciento de aprobación. Y aún así, se dice que pedirá licencia para buscar la candidatura de Morena a la gubernatura de Campeche (que Dios agarre confesados a los campechanos).

Te puede interesar: En manos de la Seido el expediente de Mara Lezama, presunta amiga de AMLO

IV

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas