“Napito” pretende sacar ventaja de la nueva ley sobre outsourcing

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
La iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de subcontratación laboral, conocida como outsourcing, aún no ha logrado llegar al Congreso. 

Esta nueva ley buscaría frenar abusos a los trabajadores y evitar los fraudes fiscales de factureros. 

Sin embargo, el senador Napoleón Gómez Urrutia ya está intentando meterle mano a la ley outsourcing con el fin de llevar agua a su molino sindical, cosa que no tiene nada que ver con el verdadero objetivo de la ley. 

Aunque si algo hay que reconocerle a don Napo, y es su tozudez, pues aunque le han mandado por lo menos dos mensajes de Palacio Nacional: el primero no lo invitaron al acto de Pasta de Conchos en Coahuila, y el segundo, que su propuesta de reforma del año pasado quedó sepultada en el Senado y que por ahí no irá la jugada, el líder minero sigue tratando de influir en la reforma. 

¿Quién es Napoleón Gómez?

Napoleón Gómez Urrutia ha sido Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana​ desde su elección en el 2002.

Años después, fue reelecto para un nuevo periodo en el 2008 y nombrado Presidente en el 2012.

De 1979 a 1992, fue Director de la Casa de Moneda de México.​ y nombrado Presidente Internacional de la Conferencia de Directores de Casas de Moneda por dos años. 

Hoy en día, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana sostiene una alianza con múltiples sindicatos a nivel internacional, como los United Steel Workers (USW), UNITE United, IndustriALL, entre otros.

Gómez se vió envuelto en un problema financiero cuando, la Interpol emitió una ficha roja contra Gomez Urrutia por un supuesto fraude de 55 millones de dólares en detrimento de los trabajadores mineros.

Sin embargo, esta fue removida debido a que la Comisión de Control de los Ficheros de la OIPC-INTERPOL consideró que la solicitud hecha el 15 de octubre de 2013 de emitir una ficha roja en contra del Lic. Gómez Urrutia, fueron descartadas al considerarse Napoleón Gómez Urrutia un perseguido político, por lo cual la ficha roja fue retirada por la misma INTERPOL en las sesiones hechas el 30 y 31 de enero de 2014. 

Además que la Comisión consideró que no se proporcionó ningún elemento sustantivo, por lo cual rechazó las demandas interpuestas por México hacia Napoleón Gómez Urrutia, debido a que incumplía las normas de la INTERPOL.

Te puede interesar: AMLO intentará eliminar el outsourcing del país

JVR