‘Napito’ trabaja solamente por sus intereses

Email
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram

El líder del sindicato minero y senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, es un hombre de contradicciones. Primero dice que defiende los intereses de los mineros que están adheridos a su sindicato, sin embargo no es así. 

La Confederación Internacional de Trabajadores, impulsada por el propio ‘Napito’, está aliada a las organizaciones norteamericanas Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), sindicatos canadienses y organizaciones que apoyan al partido laborista inglés.

Ello ha traído acusaciones de trabajadores de que el senador se está inmiscuyendo e introduciendo a grupos sindicales del extranjero a territorio nacional, con prácticas anti-sindicales, afectando a sectores como el automotriz y de autopartes.

Pero no es todo, el año pasado, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, lo acusó de promover huelgas, desde finales del 2008, en esa zona para afectar la economía del país y dar fuerza a su bloque sindical .

Otro tema, que muestra la falta de empatía de Gómez Urrutia a los mineros es su no pronunciamiento ante la desaparición de la Subsecretaría de Minería, importante para el sector que tiene al país en los 10 primeros lugares en el mundo en la producción de 19 minerales.

 NAPITO TRABAJA INTERESES

Te puede interesar: “Napito” pretende sacar ventaja de la nueva ley sobre outsourcing

Las voces que condenaron la medida vino de los líderes de las centrales UNASIM y CTM, pues argumentaron que es  “medida equivocada y mala señal para los trabajadores, empresarios e inversionistas. Significaría el abandono de la política pública en el sector y podría representar menor canalización de capitales”.

Y hasta ahora, ‘Napito’ no ha levantado la voz, con todo y que es el líder del sindicato de mineros. 

Uno de los episodios de este personaje, tiene que ver con que nunca entregó a los mineros, un fondo de 55 millones de dólares que Grupo México depositó luego de que compró la Minera de Canena, hoy Buenavista del Cobre, en 1990. Con esos recursos, en 2006 y tras la tragedia de Pasta de Conchos, Gómez Urrutia huyó hacia Canadá y se autoexilió por 12 años hasta que regresó como senador plurinominal propuesto por Morena. 

Sin duda, ‘Napito’ nunca ha sido defensor, como pregona, de las causas laborales. Y para muestra estos botones. 

Te puede interesar: ‘Napito’ en la mira de la UIF y SAT

IV