Sin avances en mina San Rafael, cerrada por gente de ‘Napito’

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Pasan los días, y la mina San Rafael ubicada en Cosalá, Sinaloa, sigue cerrada por un grupo de personas lideradas por un cercano a Napoleón Gómez Urrutia, líder minero. Y aunque hace algunos días, trabajadores pidieron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Acusaron que la mina está bloqueada por gente de Yaser Beltrán, y que sólo han causado problemas y enfrentamientos. 

“Beltrán no vive en Cosalá, por eso no sabe lo que significa la situación por la que están pasando. Su presencia es para todos nosotros un obstáculo para encontrar la solución”, dice la carta enviada al mandatario. 

Asimismo, le pidieron que el reinicio de las operaciones de la mina San Rafael, operada por Americas Gold and Silver, sea de manera pacífica y que haya todas las garantías para los trabajadores, de acuerdo a las leyes vigentes. 

Dicha carta fue firmada por 476 trabajadores y familiares, todos habitantes de Cosalá. Por ello, también pidieron al gobernador de Sinaloa, Quirio Ordaz Coppel, que apoye a la comunidad.

Mina San Rafael Napito

Cabe recordar que la minera canadiense Americas Gold and Silver también ya había pedido la intervención presidencial ante las negociaciones que se realizan con representantes del gobierno federal.

Incluso, la semana pasada, Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, informó de estas negociaciones para la reapertura de la fuente de trabajo de varias familias de Cosalá.

En este conflicto, ‘Napito’ ha estado involucrado. Incluso la minera canadiense acusó al sindicato minero de ejercer mecanismos de extorsión para ganar la titularidad del contrato colectivo con la empresa y de ahí es que Beltrán y su grupo decidieron cerrar la mina San Rafael. 

Con ello, ha habido pérdidas económicas de alrededor de los 20 millones de dólares, de acuerdo con Darren Blassutti, CEO de la empresa canadiense.

Según Gómez Urrutia y Beltrán, la mina San Rafael fue cerrada porque la empresa vulnera los derechos laborales de los trabajadores; sin embargo la minera señala que estos personajes están obstaculizando la reapertura. 

Durante más de un año, la empresa ha sostenido reuniones con las autoridades mexicanas, entre ellas las secretarías del Trabajo, Gobernación y de Relaciones Exteriores, pero, dicen empleados, tanto ‘Napito’ como Beltrán se oponen a ponerle fin al conflicto.

El senador de Morena ha dicho que no levantarán el bloqueo a menos de que sean recontratados los 14 exempleados que tomaron y bloquearon la mina bajo órdenes de Beltrán. 

La compañía se rehúsa a reincorporarlos puesto que ha ejercido acciones legales contra ellos además de que hay sospechas que tanto ellos como Beltrán tienen nexos con el crimen organizado de la región. La mina San Rafael, que opera desde 2016, produce cobre, oro, plata, plomo y zinc.

Te puede interesar: ‘Napito’, protegido de la 4T: Carlos Pavón

IV