Mina en Cosalá, cerrada por afines de ‘Napito’, ha perdido más de 150 mdd

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La mina de San Rafael ubicada en Cosalá, Sinaloa, ha permanecido cerrada desde hace año y medio por un grupo afín a Napoleón Gómez Urrutia y con lo que, de acuerdo con la minera canadiense Americas Gold and Silver, ha generado pérdidas económicas de más de 150 millones de dólares.

El grupo encabezado por Yasser Beltrán Kurioca, cercano al líder del sindicato minero, tomaron el control de la sede del Proyecto Minero San Rafael y de la Planta de Beneficio, desde el 26 de enero del 2020 para disputar la titularidad del contrato colectivo de trabajo.

Por ello, las dos filiales de la minera presentaron denuncias ante la Fiscalía de Sinaloa, por los delitos de despojo agravado y  ataques a la vías de comunicación; una de estas ya fue canalizada a la Fiscalía General de la República. 

El cierre de las instalaciones les ha dejado pérdidas de alrededor de 150 mil dólares al día, cada una, y que hasta este momento suman más de 153 millones de dólares. 

El grupo de afines a ‘Napito’, además de desalojar al personal, tomaron las instalaciones, cerraron los accesos y alteraron la operación de las minas; además están controlando el flujo de agua y robaron varias toneladas de concentrado de plomo, que sacaron en camiones de volteo.

La disputa por el contrato colectivo inició en agosto del 2019, cuando los trabajadores de la mina, más de 200, eligieron a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), liderada por Javier Villarreal, como el sindicato titular. 

Pero no contaban con que Beltrán, operador del también senador por Morena, el 26 de enero del año pasado, tomara las instalaciones; para septiembre, Villareal optó por no pelear por el contrato colectivo, pero quien entró al ‘quite’ fue el sindicato dirigido por Carlos Pavón, para disputarlo. 


Cuando se realizó la asamblea, el sindicato de ‘Napito’ resultó ganador, pero el resultado fue desconocido por la minera canadiense y por el Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE de Pavón, alegando que hubo presiones y amenazas a los trabajadores para votar a favor de Beltrán.

Ante el cierre de las fuentes de empleo, en abril pasado, más de 700 personas, entre trabajadores y habitantes de Cosalá, pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que interviniera para que se reabriera la mina. 

Mina Cosalá Napito 150 mdd

A través de una carta, aseguraron que Yasser Beltrán no los representa, además de que tanto él como su grupo sólo han causado enfrentamientos con los trabajadores;

“Beltrán no vive en Cosalá, por eso no sabe lo que significa la situación por la que estamos pasando. Su presencia es para todos nosotros un obstáculo para encontrar una solución”, dijeron.

Te puede interesar: Sin avances en mina San Rafael, cerrada por gente de ‘Napito’

IV