Jesús Gutiérrez Rebollo, el otro zar antidrogas que fue a prisión por su relación con el narcotráfico

La detención del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda en el Aeropuerto de Los Ángeles, California, ha escandalizado a la clase política mexicana, pero no es el único caso de alto impacto en el que se revelan supuestos nexos de funcionarios de gobierno con los cárteles del crimen organizado.

En la larga lista de personajes públicos ligados con las bandas de narcotraficantes figuran gobernadores, mandos civiles encargados de la seguridad pública e integrantes de las fuerzas armadas mexicanas.

El caso del general Jesús Gutiérrez Rebollo es uno de ellos. El 9 de diciembre de 1996, el entonces presidente Ernesto Zedillo fijó su objetivo en el jefe de la V Región Militar con sede en Jalisco, a quien designó como director del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas (INCD).

Eran los tiempos de la certificación antidrogas que, anualmente, Estados Unidos (EEUU) se daba el lujo de imponer al gobierno de México. Durante los siete años al frente de la Región Militar que incluye los estados de Jalisco, Zacatecas, Colima, Sinaloa y Aguascalientes, Gutiérrez Rebollo consiguió en junio de 1995 la captura de Héctor, El Güero, Palma; en mayo de 1996 la aprehensión del colombiano Iván Taborda; y en agosto de 1996 la detención de los hermanos Lupercio Serratos. Todos ellos eran narcotraficantes rivales del cártel de Juárez.

Jesús gutierrez rebollo, secretarios detenidos, secretarios detenidos narcotrafico - Conspiracción

Te puede interesar: Operación Padrino: investigación con la que vincularían a Salvador Cienfuegos con el narcotráfico

James Jones, el entonces embajador de EEUU en México estaba complacido. El presidente mexicano también, por eso lo designó al frente del INCD y se convirtió en el zar antidrogas. Apenas dos meses después, empezó la caída. Una llamada anónima reveló los presuntos nexos de Gutiérrez Rebollo con Amado Carrillo, El Señor de los Cielos que lideraba el cártel de Juárez.

Tiempo después trascendió que fue el chofer del general, Juan Galván Lara, quien realizó la llamada anónima y denunció que El Señor de los Cielos sobornó al general a cambio de no estorbar sus actividades, habló de fotografías donde ambos personajes conviven con total familiaridad y de documentos que probarían la propiedad del narcotraficante sobre el departamento en el que vivía el general Jesús Gutiérrez Rebollo.

El 18 de febrero de 1996, el general Enrique Cervantes Aguirre, entonces secretario de la Defensa Nacional (Sedena), ofreció una inusitada conferencia de prensa, en la que estuvieron presentes 300 oficiales de alto rango, incluidos los 31 comandantes de las zonas militares.

El titular de la Sedena acusó al general Gutiérrez Rebollo de “traicionar” a las fuerzas armadas, al brindar protección a uno de los principales jefes del narcotráfico.

“Durante los últimos años, el general Gutiérrez Rebollo engañó a sus superiores. <b>Defraudó la confianza en él depositada; atentó contra la seguridad nacional de México</b>; y vulneró el esfuerzo conjunto de las instituciones en contra del narcotráfico, ya que si bien actuó eficazmente contra algunos grupos de narcotraficantes, ahora consideramos que también sirvió consciente y preponderantemente a los intereses y al fortalecimiento de otro grupo”.

La prensa mexicana dio cuenta del escándalo que el caso provocó. El general Gutiérrez Rebollo fue condenado a 40 años de prisión por delitos contra la salud en la modalidad de fomento a la transportación de cocaína, violación a la ley federal contra la delincuencia organizada y cohecho. Le fue impuesta una segunda sentencia de 31 años 10 meses y 15 días de prisión por acopio y transportación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Jesús gutierrez rebollo, secretarios detenidos, secretarios detenidos narcotrafico - Conspiracción

En febrero de 1997 fue encarcelado en la prisión federal de máxima seguridad de La Palma, hoy conocida como del Altiplano. Luego fue trasladado al penal federal de Tepic, Nayarit, donde enfermó gravemente de cáncer terminal y, en abril de 2011, fue remitido al Hospital Central Militar ubicado en la Ciudad de México.

La periodista Isabel Arvide entrevistó al general en ese Hospital Militar, donde consiguió ser trasladado gracias al apoyo del entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. En la entrevista publicada en un semanario de circulación nacional, el ex zar antidrogas se dijo inocente y dio dos pistas sobre el origen de las denuncias en su contra:

“Soy un narcopendejo, eso tengo que ser porque no tengo dinero… o si prefiere, para no oírme tan fuerte, soy un narcofilántropo. Estoy condenado a cuarenta años de prisión por cohecho pero no dijeron, no pueden decir en qué consistió”.

Muerte Jesús Gutierrez

Las autoridades abrieron en total 14 procesos en su contra, pero durante su estancia en prisión fue absuelto en 12 de ellos. El 14 de abril de 2008 logró un amparo para conservar su condición de militar y el grado de general. Su defensa argumentó, y así lo validó el Poder Judicial, que los delitos que le imputaron no se cometieron durante su trayectoria en las fuerzas armadas.

Murió el 19 de diciembre de 2013, un día después de que un Tribunal Unitario falló a su favor para que cumpliera el resto de la condena en su domicilio. El Juzgado Segundo de Distrito, en Tepic, todavía tiene pendiente dos procesos penales contra Gutiérrez Rebollo por acopio y transportación de armas de uso exclusivo del Ejército y por ejercicio indebido del servicio público. Fue su abogado, Javier Marbán Corral, quien dio a conocer la noticia del deceso del general, quien tenía 79 años al momento de su muerte.

“El General murió esta tarde derivado de todas las complicaciones de salud que tenía; en la madrugada fue operado del cráneo, después de que lo habían internado en estado de coma en el área de urgencias. Desgraciadamente no resistió la intervención quirúrgica que le practicaron”.

Después de los funerales, Lilia Esther Priego -la viuda del general- inició una batalla legal para limpiar el nombre de su esposo y demostrar que todas las acusaciones que pesaron en su contra eran infundadas, tarea que hoy también ocupa a su hijo, el abogado César Gutiérrez Priego.

Jesús gutierrez rebollo, secretarios detenidos, secretarios detenidos narcotrafico - Conspiracción

Te puede interesar: Así fue la relación entre Salvador Cienfuegos y Enrique Peña Nieto

JVR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas