Detienen a hombre por extorsión, dice ser la reencarnación de Cristo

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Un hombre fue detenido hace unos días en Rusia, al ser acusado de extorsionar a los miembros de su secta religiosa, asegura ser la reencarnación de Cristo.

Detienen a hombre por extorsión, dice ser la reencarnación de Cristo

Sergei Torop, originario de Siberia,  fue detenido junto con dos líderes del grupo, Vadim Redkin y Vladimir Vedernikov, están acusados de pedir dinero a sus seguidores, así como de causar daño físico y psicológico.

Detienen a hombre por extorsión, dice ser la reencarnación de Cristo

Autoridades rusas informaron que los sospechosos infligían daños corporales graves a los integrantes de la secta.

Detienen a hombre por extorsión, dice ser la reencarnación de Cristo

Fue en redes sociales donde se difundió un video del momento de la captura de Sergei en una zona aislada donde vivía con un grupo de personas en el bosque de Siberia. En la grabación se ve a unos agentes con uniformes de camuflaje conduciendo a dos hombres a un helicóptero.

Un residente local escribió en Facebook que cuatro helicópteros y decenas de hombres enmascarados habían llegado al área y habían estado registrando casas y edificios cercanos.

Torop, un ex policía de tránsito de 59 años, había atraído a miles de seguidores desde que fundó el grupo religioso poco después de la disolución de la Unión Soviética.

En 2009, la agencia de noticias AFP le preguntó a Torop cómo sabía que era el hijo de Dios y él dijo: “Sentí que algo surgía violentamente de mi interior y que había estado retenido hasta entonces”.

El sujeto fundó la ‘Iglesia del Último Testamento’ y comenzó a ganar adeptos, a los que les aseguraba que formarían parte de una nueva Arca de Noé y que se salvarían del desastre mundial que se avecinaba.

El grupo combina elementos de la Iglesia Ortodoxa Rusa con temas de reencarnación, así como preparativos para el inminente apocalipsis, informó la revista The New Yorker en un reportaje de enero de 2013.