Admite morenista Carlos Lomelí vínculos con el Cártel de Sinaloa

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El candidato de Morena a la alcaldía de Guadalajara, Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, admitió ante el gobierno de Estados Unidos que llevó a cabo negocios con el crimen organizado, incluido el Cártel de Sinaloa.

Así lo destapó una investigación de Latinus, que tuvo acceso a documentos clasificados de la DEA, la agencia antinarcóticos estadounidense.

El morenista admitió ante la DEA sus vínculos con el narcotráfico, principalmente con el Cártel de Sinaloa.

Y es que, de acuerdo con los documentos y el testimonio de dos exagentes, Lomelí Bolaños admitió su culpabilidad y tuvo que entregar bienes a Estados Unidos por 2.7 millones de dólares para que la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) borrara a la que era su farmacéutica, Lomedic, de la lista de compañías que tenían relación con el narco.

Te puede interesar: Asesinan a director de la Policía Estatal de Sinaloa

Fue en 2010, luego de que la DEA emprendió una investigación contra Carlos Lomelí en 2006, que el ahora candidato de Morena a alcalde de Guadalajara confesó que negoció con el Cártel de Sinaloa.

En ese sentido, Latinus expresa que Lomelí Bolaños admitió haber distribuido al grupo criminal tabletas Lovarin-P, con las que se fabricaban metanfetaminas, además de lavado de dinero.

El morenista admitió ante la DEA sus vínculos con el narcotráfico, principalmente con el Cártel de Sinaloa.

Asimismo, Estados Unidos incautó, en 2008, 2.7 millones de dólares que Lomelí tenía en tres cuentas de aquel país. Y después ni él ni su esposa reclamaron ese dinero.

De la misma forma, en marzo de 2012, durante una reunión en la embajada de la Unión Americana en México, dos agentes de la DEA, la representante de la OFAC en nuestro país y abogados escucharon la declaración de los agentes antinarcóticos.

“Lomelí habló con el gobierno de Estados Unidos. Les dijo lo que sabía y dejó que Estados Unidos congelara $2.7 millones (de dólares) de sus activos. Admitió que vendió al crimen organizado, incluido el Cártel de Sinaloa. Y firmó reconociendo su culpabilidad en una demostración de buena fe”, narró ‘M’, uno de los agentes de la DEA.

JGR