Marina y Policía Federal no quieren trasladar elementos a Guardia Nacional por falta de leyes

Ciudad de México.- La Guardia Nacional (GN) es un cuerpo completamente militarizado, pues únicamente está integrada por efectivos del Ejército Mexicano y está bajo el cargo de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena); actualmente se encuentra operando en varios municipios del país.

La Secretaría de Marina (Semar) y la Policía Federal (PF) se han rehusado a transferir efectivos de seguridad al nuevo cuerpo por falta de un marco regulatorio y, sobre todo, por no tener una ley que ponga orden a las funciones de la GN.

No se puede llevar a acabo un reclutamiento adecuado, debido a que los requisitos no están bien establecidos, ni de evaluación, ni entrenamiento, de acuerdo con la Semar y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

La información anterior la dieron a conocer tras haberles sido cuestionado sobre una fecha de transferencia de elementos de seguridad; también se demuestra la contradicción en las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que ya contaba con el apoyo de la policía naval con respecto a la Guardia.

El presidente ha sostenido que este despliegue es posible aun sin leyes secundarias ya que la reforma constitucional así lo permite de forma inicial.

Una vez más, el gobierno de México demuestra que no planifica y todo lo hace sobre la marcha. Otros organismos se dieron cuenta de la mala planeación de la Guardia Nacional y no la apoyarán hasta que sea sólida

Comments

comments