No existe apoyo para estudiantes migrantes en México

Ciudad de México.- El sistema educativo en México no tiene un programa oficializado que brinde apoyo a los niños migrantes en su incorporación; su vida académica queda completamente ‘a la deriva’.

Así se demostró con el caso de Karla, quien vivió dieciséis años en Estados Unidos; su esposo y sus hijos de 1, 11 y 14 años. Abandonaron territorio norteamericano para llegar a Hermosillo, Sonora, donde los menores ingresaron a una escuela sin haber dominado el español por completo. Los niños no recibieron ayuda para su transición educativa, ya que no hay un programa oficial que facilite esta incorporación.

El fallecimiento del suegro de Karla, sumado a la política del deleznable presidente Donald Trump, los hizo regresar a Sonora, de donde Karla y su esposo son originarios, pues no pudieron llegar a tiempo para despedirse de su pariente.

“Nunca pudimos arreglar papeles, nos fuimos con la visa de turista y se nos venció a los diez años y ya no pudimos volver a México. Nos quedamos allá, con la esperanza de alguna vez poder legalizarnos por trabajo o por amnistía, pero no. Y luego, ahora que entró el nuevo presidente (Donald Trump), las cosas se pusieron peor”, cuenta Karla.

La pareja no tuvo problemas para reincorporarse en México, sin embargo, el golpe fue para sus hijos, dado que no les dan la ayuda que necesitan, específicamente con materias como Español e Historia de México.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda elaborado, en 2015, por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen 550 mil 492 personas de entre 0 y 17 años con nacionalidad estadounidense y 32 mil 675 de otros países.

En 2010, 121 mil 582 niños y jóvenes de entre 5 y 19 años nacidos en Estados Unidos y 402 de otros países se encontraban viviendo en México, según datos del Censo de Población y Vivienda elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En cinco años, el número de menores extranjeros en México aumentó un 478%.

El número de niños que migran a México continúa aumentando, pero la mejor parte de esto es que las incompetentes autoridades no saben cuántos niños migrantes hay en la República y ni siquiera saben en dónde están. Así lo demuestran sus propios números: en 2017, la Secretaría de Educación Pública federal (SEP) solo registró a 14 mil 035 niños que contaban con experiencia educativa en Estados Unidos y fueron inscritos en escuelas mexicanas a través del Programa Binacional de Educación Migrante (PROBEM): 8 mil 580 mexicanos, mil 955 “latinos” y 2 mil 500 mexicanos que vivieron y estudiaron en años previos en el país del norte.

Los hijos de Karla dicen que los maestros no atienden adecuadamente sus dudas, por lo que los niños tienen que recurrir a sus compañeros para que les ayuden, quienes se han mostrado bastante amables.

Comments

comments