Se cumple un año del mayor terremoto ocurrido en México. ¿Dónde está la ayuda?

Hoy se cumple un año del sismo de magnitud 8.2 con epicentro al suroeste de Pijijiapan, Chiapas, que dejó innumerables daños en Oaxaca y Chiapas; los damnificados aún no reciben los recursos prometidos por Bansefi para la reconstrucción de sus hogares.

En Oaxaca y Chiapas, dos de los estados más empobrecidos del país, los sismos del 7 y el 19 de septiembre dejaron daños en 121.701 viviendas, según cifras oficiales.

Desde entonces, Juchitán vive un duelo colectivo donde poco a poco la gente va regresando a la vida entre escombros, bajo lonas y en el abandono.

Hoy se cumple un año y en la parte política, los habitantes se quejan: “no hubo una presencia del gobierno municipal. No hubo presencia solidaria, de asistencia, no tenían ni un programa de cómo organizarse ni cómo canalizar los apoyos. Se vio un gobierno miserable que privilegió comprar carros para el ayuntamiento que cosas que podía canalizar a cuestiones humanitarias, a la asistencia social sin ver el partido o grupo político”.

Lo anterior sucede en cualquier tipo de desastre natural, cuando más se necesita el apoyo del gobierno -quien se supone que trabaja por el pueblo y para el pueblo-, esta ayuda nunca llega.

A un año del terremoto del 7 de septiembre, los damnificados cuentan que los apoyos prometidos por el Gobierno no llegaron y, sólo en casos contados, el dinero llegó de a poquito y hace apenas tres semanas.

Comments

comments